#Día Mundial de la Salud Mental: Soledad, la otra pandemia de los mayores

Soledad-y-mayores

Durante el envejecimiento es frecuente experimentar una serie de vivencias y cambios que pueden ayudar a la aparición del sentimiento de soledad. La soledad es un hecho cada vez más estudiado, así como las consecuencias que acarrea que pueden llegar a afectar a todos los niveles: personal, familiar y social. Las poblaciones de edad avanzada son en general muy heterogéneas y contribuyen de múltiples maneras a la vida familiar, de las comunidades y de la sociedad en general.

La soledad durante el #COVID-19

A causa de la pandemia, una gran cantidad de adultos mayores perdieron el contacto con familiares y amigos.  La disminución de las relaciones sociales apresura el deterioro cognitivo y favorece la aparición prematura de la demencia. Además, el no tener a nadie cercano con el que compartir la información puede incrementar: la angustia, la ansiedad o el insomnio. “Se calcula que el número de personas mayores de 60 años se duplicará de aquí a 2050. En 2018, por primera vez en la historia, las personas de 65 años o más superaron en número a los niños menores de cinco años en todo el mundo” (ONU).

“Según el Instituto Nacional de Estadística, en España casi el 20% de la población tiene más de 65 años. Más específicamente, la proporción de octogenarios supera ya el 6% de toda la población. En este segmento de la población se observa un incremento de hogares unipersonales, lo que a su vez aumenta la probabilidad de aislamiento social y soledad no deseada”. “Antes de la pandemia: La mitad de los abuelos españoles cuidaba a sus nietos casi todos los días y el 45 % lo hacía casi todas las semanas” (Sociedad Española de Geriatría y Gerontología)

¿Qué es el sentimiento de soledad?

El “convencimiento apesadumbrado de estar excluido, de no tener acceso a ese mundo de interacciones, siendo una condición de malestar emocional que surge cuando una persona se siente incomprendida o rechazada por otros o carece de compañía para las actividades deseadas, tanto físicas como intelectuales o para lograr intimidad emocional”. V. Madoz.

No siempre es un sentimiento negativo, por lo que podemos hablar de soledad objetiva y soledad subjetiva.

La primera hace referencia a la falta de compañía (no siempre implica una vivencia desagradable para el individuo, ya que puede ser una experiencia buscada y enriquecedora). La soledad subjetiva, por otra parte, la padecen las personas que se sienten solas. Es un sentimiento doloroso y temido por un gran número de personas mayores, nunca es una situación buscada.

La vejez es una etapa de la vida en la que suceden una serie de pérdidas que facilitan la aparición del sentimiento de soledad. El empobrecimiento progresivo de todos los refuerzos sociales, familiares, culturales, la vulnerabilidad frente a las enfermedades, los órganos de los sentidos, las funciones intelectuales, etc., desencadenan inestabilidad y sentimientos de indefensión en las personas mayores, y es que la soledad puede tener graves consecuencias negativas sobre la salud en el plano físico, psicológico y social.

En la población joven también aparece ese sentimiento, numerosos estudios vinculan el uso abusivo de las nuevas tecnologías con consecuencias negativas para la salud mental: depresión, ansiedad, insomnio, aislamiento. (Elhai, Dvorak, Levine y 13 Hall, 2017; Ostovar, Allahyar, Aminpoor, Moafi an, Nor y Griff iths, 2016). 

A raíz de la pandemia este sentimiento parece ser más prevalente entre los jóvenes de 18 y 39 años frente a las personas de edad más avanzada: “Los jóvenes entre 18 y 39 años reflejan un menor autocuidado emocional y presentan más ansiedad, depresión y sentimientos de soledad que las personas mayores de 60”. (UCM y Grupo 5, “Estudio del impacto psicológico derivado del COVID-19 en la población española. PSI-COVID-19).

Soledad y salud psicológica

La soledad y la salud están muy vinculadas. La soledad subjetiva en ocasiones aumenta la vulnerabilidad frente a la enfermedad, y la enfermedad puede ser la solución para romper la soledad o la causa de que la situación de la persona que está sola empeore por no contar con los apoyos.

¿Qué estrategias y recursos existen para superar la soledad?

Salir al paso de la soledad no es exclusivamente una responsabilidad de la persona o de la familia, sino de la sociedad en su conjunto. La soledad de las personas se previene o se supera cuando se realizan actividades incompatibles con los pensamientos que la generan, especialmente si éstas favorecen el cultivo de unas relaciones sociales y familiares satisfactorias.

 

Otras fuentes:

 

#DíaMundialDeLaSaludMental #CuidarLaSaludPsicológicaNoEsUnaOpción

#PrevenirEsNuestraResponsabilidad

About Affor Prevención Psicosocial

Convencidos de que las personas son la pieza fundamental de toda organización, nuestro objetivo es cuidar la salud psicosocial de los trabajadores y lograr entornos laborales saludables acompañando a los servicios de prevención en esos procedimientos para mejorar la calidad de vida laboral de los trabajadores y aumentar la eficiencia de las empresas.

View All Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *