Principales factores de riesgo psicológico en el confinamiento

factores-de-riesgo-psicológico-en-el-confinamiento

Compartimos esta entrevista realizada por Mi Empresa es Saludable a nuestra directora del Área de Intervención Psicológica de affor, María del Carmen Rodríguez, sobre aquellos factores de riesgo psicológico en el teletrabajo.

1. ¿Cuáles son los principales factores de riesgo psicológico en el teletrabajo?

El teletrabajo viene siendo una de las medidas propuestas para mejorar la conciliación, si bien que sea impuesto, imprevisto y no dotado a veces de los recursos necesarios, hace que presente otros factores psicosociales presentes que deberemos tener en cuenta:

  • Doble presencia: puede ayudar mucho en la conciliación, aunque también puede ser complicado trabajar con presencia de personas a su cuidado (menores o personas mayores). El mero hecho de no haber previsto un espacio para poder realizarlo en casa, está generando dificultades de comunicación con la familia.
  • Relaciones personales: el hecho que los trabajadores puedan alejarse al perder el contacto diario y continuo. Se puede fomentar el aislamiento si no se cuida la comunicación fluida. Las herramientas digitales de comunicación son positivas y facilitadoras, pero su abuso (en el que estamos cayendo ahora) puede dar lugar a malos entendidos o deficiente información.

2. Esta situación es especial por la recomendación añadida de no salir de casa en casi ningún caso. ¿Qué recomendaciones de tipo psicológico le hacemos a una persona que vaya a pasar el 95% de su tiempo en el mismo lugar durante los próximos 20 días, al menos?

  1. Las rutinas de descanso son muy importantes.
  2. La buena alimentación y el ejercicio físico también serán claves. No comamos por aburrimiento, ya que estamos teniendo un gasto calórico muy inferior.
  3. Hay que turnarse para ir a la compra o bajar la mascota, que no lo haga la misma persona siempre.
  4. Si podemos establecer un lugar de trabajo en una habitación mejor, así cuando se acabe la jornada laboral hay que evitar entrar en ella hasta el día siguiente. Esto nos va ayudar a desconectar
  5. Limita el uso del móvil fuera de las horas de trabajo, relaciónate con tu familia.
  6. Permítete tener momentos de tristeza, miedo, enfado, es normal y nos va a pasar muchas veces estos días. No estamos acostumbrados a estar en esta situación de encierro.

3. ¿El aumento de consumo digital en estos días puede derivar en tecnoestrés o tecnoadicción? ¿Qué podemos hacer ante esto?

Todos estamos saturados de información desde que entramos en cuarentena: recibimos decenas de videos, fotos, mensajes. Es difícil gestionar toda esa información. A ello se le suma el hecho de querer estar comunicados, a través de videollamadas. Un abuso tecnológico puede llegar a desencadenar en tecnoestrés.

No es necesario que veas todos los videos que te mandan, ni que contestes a todo. Gestiona el tiempo que vas a emplear cada día en estas actividades, para que no te sientas abrumado por tanta información.

Con respecto a la tecnoadicción, para que se produzca una adicción, tiene que haber de antemano unos factores previos que precipiten la aparición de determinadas conductas adictivas. Racionar el uso del móvil es la mejor herramienta para intentar controlar el estrés y la falta de control sobre su uso que este estado nos puede provocar.

Más allá de eso, quizás si hay que poner más atención y cuidado en las personas que previamente ya tengan esa adicción o sean susceptibles de tener comportamientos adictivos.

4. ¿Qué consejos podemos aportar respecto a horarios y espacio de trabajo?

Como decíamos anteriormente, ahora más que nunca

  1. Respetar los horarios de trabajo y descanso
  2. Intentar buscar un espacio separado del resto de familiares para tener privacidad y concentración.
  3. Buscar siempre que se pueda una mesa y sillas cómodas, un lugar con luz.
  4. Hacer una buena rutina y gestión del tiempo.

5. Desde la empresa ¿Cómo se puede combatir la sensación de aislamiento?

Es momento de trabajar mucho en la comunicación dentro de la empresa, ya que la falta de ella, es uno de los factores psicosociales que más impacto emocional negativo genera. Esto no es provocado por la crisis actual, en nuestra experiencia en los estudios psicosociales siempre se ha puesto de manifiesto la necesidad de mejora.

Una comunicación efectiva, ayudará. Algunas ideas que podemos poner en práctica son: establecer webinars, cursos de formación online, sesiones de asesoramiento, reuniones sistematizadas de trabajo en equipo, todos los días/semanas a la misma hora, sesiones de feedback etc.

6. En estos días mezclar la esfera personal y la laboral, sobre todo para muchos padres, es inevitable ¿Qué recomendación podemos aportar para que esto no se traduzca en problemas?

Debemos entender que los niños no comprenden a veces el porqué tenemos que estar encerrados. E inevitablemente esto va a generar situaciones de estrés sobrevenidas al propio estrés laboral que tengamos.

Es importante que comuniquemos a nuestros familiares que tenemos que cumplir unos horarios y que no nos pueden interrumpir en la medida de lo posible.

7. Para los managers ¿Cómo cambia una situación así los roles de control y de autonomía?

Los managers y coordinadores están acostumbrados a gestionar las situaciones más complejas que se dan en la empresa. En la situación actual, la sensación de falta de control puede ser muy incómoda para ellos especialmente.

Hemos recibido en la última semana varias llamadas al PAE (Programa de Ayuda al Empleado) por este motivo. Las demandas psicológicas emocionales a las que ellos están expuestos son mayores.

El nivel de responsabilidad y autoexigencia que muchos se autoimponen es inabarcable, por ello deben tomar conciencia de que la situación actual es totalmente sobrevenida, y que a diferencia de otras ocasiones, puede no depender de ellos el que el equipo esté bien y cuente con todos los recursos necesarios para seguir operando.

Fundamental que cuenten con competencias emocionales para que un estilo de liderazgo inadecuado no genere aún mayor malestar en los empleados. Desde affor siempre cuidamos este aspecto como medida clave de gestión psicosocial, pero ahora mucho más si cabe. Para ellos podemos activar Programas Individuales de Competencias, de forma que nuestro equipo de psicólogos pueda hacer una valoración inicial para conocer sus necesidades específicas y trabajar semanalmente por videoconferencia para ver cómo se encuentran.

#EsteVirusLoParamosUnidos #QuédateEnCasa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *