La empresa se apunta al Psicólogo

psicologo

“No puedo más”, “estoy al límite”, “seguir así me va a costar la salud”… Frases que expresan un estado de agotamiento y la conciencia de que uno ha estado demasiado tiempo tratando de ignorar que algo no iba bien, hasta que se hace evidente por el coste emocional y personal que implica.

Pero… ¿Es posible que éste no sea sólo un mecanismo de las personas? Teniendo presente que las empresas están formadas por individuos, ¿pueden las organizaciones abstraerse realmente de estas necesidades humanas que las integran?

lab

El presidente de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo(AEEMT), Antonio Iniesta, afirmaba en rueda de prensa hace ahora un año que una de cada cuatro bajas laborales en España está relacionada con el estrés, debido en gran medida a la crisis económica, una mayor carga de trabajo, ajustes de plantilla o a la incertidumbre laboral.

A nivel europeo se encuentran afectados por este problema 40 millones de personas, lo que se traduce en un coste de 20.000 millones de euros, según indicó el presidente de la AEEMT. Ya en 2008 se daban a conocer datos en los que el estrés y la ansiedad eran la causa del 15% de las consultas médicas, de las cuales un 10% derivaba en absentismo laboral. Se trata, por tanto, de un problema asentado desde hace años, agudizado por la crisis actual.

Con índices semejantes, algunas empresas han tomado ya conciencia de que la salud de sus trabajadores/as es, finalmente, la salud de la organización. Invertir en capital humano se convierte en elemento diferenciador dentro del mercado laboral. En una época en que se premia la creatividad, la innovación y la especialización, no hay elemento que pueda sustituir a un equipo de trabajo bien formado, motivado y comprometido con el objetivo de la organización.

La consultora Great Place to Work , como cada año, elabora una lista con las mejores empresas para trabajar en España mediante encuestas a los propios trabajadores. Novartis, Microsoft, Medtronic, Infojobs y Mundipharma ocupan los cinco primeros puestos del año 2012. Los aspectos más valorados por los trabajadores son: liderazgo competente, respeto y conciliación familiar, igualdad y equidad entre empleados, compromiso con la empresa y buen ambiente entre compañeros. Es decir, las mejores empresas para trabajar son, en definitiva, aquellas que invierten en el bienestar de sus trabajadores.

Frente a la “fuga de cerebros” acuciante en nuestro país, en la que jóvenes brillantes y con excelente formación recurren a otros países a buscar empleos cualificados y remunerados, las empresas valoran de forma manifiesta la pérdida que supone permitir que esta inversión salga al extranjero. “Los productos en las compañías son muy importantes para generar éxito a corto plazo, pero solamente las personas aseguran un éxito sostenido a largo plazo”, afirma Jesús Acebillo, presidente del Grupo Novartis en España.

Partiendo de la certeza de que “los empleados felices generan ganancias”, algunas empresas están ya invirtiendo de forma importante en recuperar y potenciar la energía creadora de sus equipos de trabajo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *