Implantar medidas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar es posible

El hecho de que una organización se preocupe por el nivel de conciliación familiar, dice mucho sobre la calidad de vida y la satisfacción de sus trabajadores, ya que estos estos indicadores aumentan considerablemente cuando la empresa aplica medidas de conciliación

Implantar medidas de conciliación de la vida laboral y personal es posible

Según la Organización Internacional de Trabajo, la conciliación es la organización de los procesos de trabajo, de manera que permitan complementar las obligaciones laborales de los trabajadores con sus responsabilidades familiares y personales.
El hecho de que una organización se preocupe por el nivel de conciliación familiar, dice mucho sobre la calidad de vida y la satisfacción de sus trabajadores, ya que estos indicadores aumentan considerablemente cuando la empresa aplica medidas de conciliación en función de las necesidades demandadas por los trabajadores.
La aplicación de estas medidas, si nos fijamos en países nórdicos que son ya casi expertos en este aspecto, también supone tanto un desarrollo social como el desarrollo de ambos géneros en el ámbito profesional y laboral, introduciéndose más a la mujer en el ámbito profesional y al hombre en el ámbito familiar.

El tiempo de trabajo, principal problema para la conciliación

De forma general, las medidas a implantar para que los trabajadores puedan conciliar su vida personal y laboral están muy relacionadas con el tiempo de trabajo y especialmente con los permisos parentales.

Algunos datos:

– Existe una necesidad de igualdad de derechos ante el permiso parental, es decir, que ambos padres puedan cuidar y criar a sus hijos. Para ello se plantean opciones como la baja dividida en tres temporadas, una para el disfrute del padre, otra para el disfrute de la madre y la última a elegir entre alguno de los dos según ellos consideren.
– En algunos países existe un permiso de tres años sin sueldo para cuidar de los niños con una ayuda económica anual de 5.000 €.
– Una opción que se lleva a cabo durante los primeros años de vida, es la reducción de jornada de forma temporal, que implica reducción de sueldo y que no suele ser una medida viable para muchas familias.
– Muchas empresas ya han implantado el teletrabajo, aprovechando las comodidades que nos permiten las nuevas tecnologías. Es una herramienta que resulta muy interesante para trabajadores que necesiten estar físicamente en algún lugar fuera de la oficina, sin desatender el desarrollo de su trabajo.
– Algunos trabajadores tienen un sentimiento de desvalorización de su trabajo o sentimiento de incapacidad frente a sus tareas por haber disfrutado de excedencias, reducciones de jornada, permisos u otros derechos de conciliación laboral.

La mejora del clima laboral, el estrés y los conflictos laborales son algunos de los beneficiones de implantar una estrategia de conciliación

La implantación de medidas de conciliación genera un aumento de la satisfacción general del trabajador tanto en su vida personal y familiar, como en el ámbito laboral, lo que conlleva:

– Aumento del rendimiento y productividad. 
– Aumento de la fidelidad hacia la empresa, lo que reduce el absentismo y las bajas laborales, traducido en una mayor estabilidad de la plantilla. 
– En esta misma línea, se mantiene a los trabajadores en la empresa, evitando lo que conocemos como “fuga de talentos”. 
– Mejora del clima laboral.
– Disminución del estrés y de los conflictos laborales.

Premisas básicas:

Previamente a la implantación de una estrategia de conciliación en la empresa se deben tener en cuenta las siguientes pautas o premisas:

– Formalizar el compromiso de la organización con la igualdad de género y la conciliación de la vida laboral, personal y familiar. 
– Conocer las necesidades de los trabajadores para llevar a cabo las medidas más adecuadas. 
– Fomentar e informar a los empleados sobre el uso de las medidas de conciliación. 
– Garantizar el desarrollo de la estrategia de conciliación con un proceso de seguimiento que permita la revisión de las medidas adoptadas.

Algunas soluciones innovadoras:

– Incorporación progresiva tras la baja de maternidad
– Mi primer día de cole. Acompañar a los hijos/nietos de los empleados en su primer día de colegio. 
– Hoy es mi cumple. Tarde libre por el propio cumpleaños o el del hijo. 
– Kit de bienvenida y tarjetas de visita enviadas al domicilio antes de la incorporación en la organización. 
– Reducción de jornada por cuidado de hijo sin reducción salarial durante cinco años. 
– Cambiar festivo local de centro de trabajo por festivo local de lugar de residencia
– Concentración de la jornada laboral de 40 horas semanales en 4 días. 
– Desayunos de trabajo en lugar de comidas de trabajo. 
– Jornada laboral continua para trabajadores no residentes en las cercanías del lugar de trabajo. 
– Posibilidad de disfrutar de las vacaciones íntegras de forma continuada a personal de nacionalidad no española
– Escuela de padres. 
– Equiparación de derechos matrimoniales o de pareja de hecho a las parejas en convivencia.

En definitiva, la toma de medidas de conciliación laboral, familiar y personal en una organización es una inversión en el capital humano de la empresa y la mejor forma de poner un punto y final a la eterna dicotomía de tener que elegir entre el trabajo y tener una familia.

About Affor Prevención Psicosocial

Convencidos de que las personas son la pieza fundamental de toda organización, nuestro objetivo es cuidar la salud psicosocial de los trabajadores y lograr entornos laborales saludables acompañando a los servicios de prevención en esos procedimientos para mejorar la calidad de vida laboral de los trabajadores y aumentar la eficiencia de las empresas.

View All Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *