¿Cómo pueden los Programas de Ayuda al Empleado mejorar la vida de las personas?

como ayudan los programas de ayuda al empleado pae

* Este post ha sido escrito por affor y publicado en Foro de Recursos Humanos

Programas de Ayuda al Empleado (PAE)

Cuando hablamos de Programas de Ayuda al Empleado, (PAE), hacemos referencia a iniciativas diseñadas para promover la salud psicológica en el trabajo y prevenir la aparición de riesgos psicosociales. El objetivo de estos programas de acompañamiento es facilitar a los empleados recursos que le ayuden a resolver de la forma más eficiente posible el malestar psicológico y emocional que puedan experimentar en su día a día, ya sean de índole laboral o personal y familiar.

A través de nuestro PAE Affor, las empresas ofrecen a sus empleados el apoyo de un psicólogo online, disponible las 24 del día durante los 7 días de la semana, de forma ilimitada y automática, sin espera y sin cita previa. Pueden usarlo, además, cuándo y dónde lo necesiten por correo electrónico, app o por teléfono.

De esta manera, permite conocer qué medidas se deben implementar para prevenir riesgos, cuándo y cómo intervenir, y cuál es la mejor manera de promover proactivamente entornos laborales más saludables y productivos. En definitiva, permite mejorar la vida de las personas.

¿Cómo pueden los Programas de Ayuda al Empleado mejorar la vida de las personas?

Desde el punto de vista de la prevención de riesgos psicosociales en el entorno laboral, el PAE Affor supone una fórmula de evaluación continua porque pone a disposición de los responsables de RR.HH y Seguridad y Salud Laboral una herramienta digital para consultar en tiempo real y de forma anonimizada el uso de este servicio, detectando así posibles desajustes e identificando su origen.

De este modo, es posible establecer cuáles son las áreas en las que es necesaria o aconsejable una intervención. Un PAE es, en cierto modo, un canal de denuncia anónimo para todo tipo de situaciones de conflicto, incluso posibles casos de acoso. Con la información que facilitan los propios empleados, el Programa aporta indicadores para prevenir el daño y corregir los desajustes.

Si lo valoramos desde el punto de vista de la organización y su estructura, el PAE se integra como un beneficio social, pero, al mismo tiempo, contribuye a alcanzar los objetivos de la empresa ya que está demostrado que aumenta la productividad -tanto a nivel individual como el rendimiento de los equipos-, reduce el absentismo y mejora el clima laboral.

Todos estos aspectos, redundan en beneficio de las personas que se han convertido en el centro de las estrategias de recursos humanos. Al fin y al cabo, los empleados satisfechos, motivados y alineados con el propósito de la entidad son los que hacen grande a cualquier organización.

A través del PAE, las personas protegen su salud mental, estableciendo un canal activo de atención psicológica, que permite la detección precoz y/o resolución de problemas personales o laborales, previniendo así trastornos psicológicos. Las herramientas que proporciona nuestro PAE, como las campañas psicoeducativas con recursos audiovisuales o los webinars sobre temáticas concretas en gestión emocional, suponen siempre una ayuda para mejorar el bienestar porque orientan, ayudan y acompañan en la resolución de todo tipo de dificultades a los empleados. No es necesario que exista una situación crítica o conflictiva en la empresa para beneficiarse del PAE, es un refuerzo positivo para los trabajadores en cualquier escenario.

Ahora más que nunca

En 2020, con la pandemia, en Affor la demanda de Programas de Ayuda al Empleado (PAE) experimentó un crecimiento del 67%. Se registró, además, un cambio en los motivos de acceso al PAE. La crisis sanitaria y la incertidumbre económica que supone fueron el motivo principal de consulta al PAE durante el pasado año.

En las consultas recibidas por los servicios de Affor, que dan cobertura a más de 300.000 empleados se detectó un aumento, no solo de las consultas relacionadas con el COVID, sino también las relativas a la personalidad del individuo y a sus relaciones familiares. Las dudas más frecuentes en cuanto a la organización laboral fueron el miedo a regresar al puesto de trabajo, la ansiedad derivada de no poder conciliar y el aumento en el ritmo y horas de trabajo desde que se ha trasladado la oficina a casa. En el ámbito personal, la sensación de no poder desconectar una vez concluida la jornada laboral, los duelos por COVID, los problemas de pareja y la interacción con menores fueron las principales demandas que atendieron los psicólogos del HUb de Psicología Affor (24/7).

Lejos de haber desaparecido, los síntomas de ansiedad y estrés en la población activa española se han incrementado, si comparamos los datos de las encuestas realizadas por Affor en mayo de 2021 frente a 2020. Por esta razón, ahora más que nunca, las empresas que se preocupan por las personas se interesan por su bienestar emocional y ponen en marcha Programas de Ayuda al Empleado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *