La coordinación entre personas es una función compleja que requiere competencias que implican una sólida base de habilidades sociales. La adquisición de competencias directivas y personales se hace imprescindible.

Dirigir no es sólo gestionar a los demás y saber administrar o imponer, es preciso comunicar eficazmente, ejercer un liderazgo integral e influir en nuestros colaboradores para lograr su implicación con los objetivos de la empresa.

Este programa de desarrollo de habilidades sirve para ayudar y desarrollar competencias directivas, emocionales y personales que le capacitarán para la dirección y gestión de equipos de trabajo de forma saludable.

ideas

   Beneficios

  1. Empodera al equipo directivo
  2. Favorece un mejor clima laboral
  3. Previene la aparición de riesgos psicosociales
Liderazgo Saludable